Trabajo presentado en el 5º Congreso Internacional, 6º Iberoamericano y 1er. Congreso Mexicano de Acompañamiento Terapéutico, en la Universidad Autónoma de Querétaro. Por: Carlos Lomas

Trabajo presentado en el 5º Congreso Internacional, 6º Iberoamericano y 1er. Congreso Mexicano de Acompañamiento Terapéutico, en la Universidad Autónoma de Querétaro.

Por Carlos Lomas

“Ser es estar en el tiempo del otro”.

Juan Carlos Plá.

¿Por qué Ítaca? Ulises como también se le conoce a Odiseo por lo latinos, es el personaje de dicha gesta, su nombre significa camino que hace caminos, nuestra asociación toma esa intención pues busca generar puentes y enlaces entre el sujeto doliente y una escucha, una atención, en un símil de lo complejo del trabajo con los trastornos graves tomamos a Ulises,  rey de Ítaca quien pasa 10 años peleando en Troya y 10 de regreso a Ítaca. Pensamos que en nuestra labor, es probable que debamos de atarnos al mástil junto al héroe para no caer bajo el canto de las sirenas, habrá cíclopes, vellocinos de oro, dragones y muchos seres del inconsciente y de la realidad. Esperamos sin poner tiempo, regresar bien librados de dicho viaje. Ítaca es la tierra deseada por Odiseo o Ulises, es donde el héroe pone su esperanza para librar su destino y destinar su propia vida. Nuestra apuesta metafórica, ser los argonautas y cuidar nuestro destino evitando tentar de manera temeraria a Éolos, Poseidón o Helios.

¿Cómo nace Ítaca?  Somos un grupo de amigos, ese es el primer aspecto, que tenemos ideas y proyectos en común.  Llevamos varios años trabajando como analistas y acompañantes terapéuticos, supervisando, escribiendo y formando nuevas generaciones de A.T. Creemos haber tenido incidencia en escuelas y cuando nos lo permiten, también con los profesionales del rubro de la salud mental. Todo a pequeñísima escala, de a poco. Nuestra ambición es llevar cada caso de manera cuidada. Como nos enseñaron y trasmitieron los viejos maestros.

Es importante para los presentes que vienen de otras latitudes o desconocen el panorama del A.T. en México, hacerles una brevísima semblanza de cómo se produce una historia en el D.F. de practica, por un lado, el hospital Mendao, del Dr. Antonio Mendizábal, quien se encargaba de atender a pacientes psicóticos adultos, de puertas abiertas, siendo un parteaguas en la psiquiatría en México; daban importancia a talleres de inserción y con una cultura de la psiquiatría cercana al psicoanálisis, piensan en continuar un trabajo de reinserción y contención, de ahí sale parte de los albores de la técnica que se conoce hoy de AT,  sin tener dicho nombre por aquellas épocas, pero acompaña al paciente; es desde la institución que se le da un sostén y se implementa la técnica. Antonio Mendizábal era un Bioniano generoso y que lograba adelantarse al México que en psiquiatría iba ya en retroceso, bajo la égida del neoliberalismo. Sabía de la importancia de trabajar con la familia, de escuchar el delirio y de dar contención al paciente. Esa es una de las herencias o precursores del actual A.T.

En otro lado y con una clínica innovadora se encontraba el Dr. Juan Carlos Plá, donde le dio a la teoría una clínica propia, donde el paciente siempre grave, y no por ello era el requisito, sino que, los pacientes eran derivados por el hospital Fray Bernardino.  Se escuchaba el delirio como un discurso trasgeneracional, de ese modo, el paciente debía entenderse en el contexto de la familia, para ello es que se trabajó siempre con el paciente y un grupo que atendía a cada uno de los familiares. De modo anecdótico pro que dibuja como se trabajaba, los presentes después de catorce o más años de trabajo con cada paciente nos preguntábamos por los diagnósticos con los cuales habían arribado, ¿Psicosis, Esquizofrenias? Estaba en juego si la modificación era en la estructura. Sin minimizar dichas preguntas, pues ocasionalmente la retomaba,  Juan Carlos Plá no hacía mucho revuelo, y prefería hablar de la entrevista, del contenido y del modo de dicho encuentro, de cómo encontramos al paciente. En ese espacio es donde aprendimos a trabajar con psiquiatras, enfermeros, neurólogos, maestros y a nuestro modo y bajo influencia de catalanes y franceses y luego de las lecturas de Susana Kuras, comenzamos el trabajo para dar contención,  y evitar los internamientos. Era un lugar singular, se veían pocos pacientes pero con la intención de cuidar minuciosamente cada tratamiento. Era notorio el trabajo del AT para una mejoría en ciertos casos, en otros no tenía caso dicho trabajo y se trabajaba al paciente y su familia, ese seminario fue otro precursor de el AT con adultos en la capital; posterior a este congreso y para la publicación se dio la muerte del Dr. Plá y puedo decir que su espíritu sagaz y generoso sigue produciendo, pues el seminario de la clínica psicoanalítica de las psicosis se sigue reuniendo y pensando en la herencia que nos dejo. Cosa difícil de continuar con un  grupo que trabaja las psicosis y no entrar a pelearse, eso es labor de una trasferencia muy particular.

Esos padres compartieron ideas a un grupo de mujeres que formaron AMERPI, que imagino como madres de todo un movimiento de muchos jóvenes psicólogos, sus siglas Asociación Mexicana Para el Estudio del Retardo Mental y la Psicosis Infantil, se formaron allende de 1985. Era un grupo de estudio y supervisión que, conformado por un espectro amplio de especialistas, había cobijo y bienvenida para todos aquellos que deseaban aportar un trabajo a la clínica de las psicosis infantiles y del adolescente, es donde muchos aprendimos  a integrar talleristas, generar escuelas de educación especial, hacer trabajo con paciente fuera del consultorio, etc. Muchas cosas poco ortodoxas pero circunscritas a las necesidades y beneficios del paciente; entre otras, que cada nuevo proyecto como una escuela era pensado y supervisado junto con AMERPI pero nunca recibía beneficios económicos, la intención era la clínica y la investigación, buena prueba de ello son sus XVI jornadas científicas, con invitados internacionales, invitados individuales para talleres y seminarios de ideas y proyectos; Las publicaciones de lo anterior, traducciones de textos del francés al español, y muchas actividades que dichas pioneras en el trabajo interdisciplinario nos facilitaron para aprender y desarrollar el A.T. en México D.F.

Grupo que continúa trabajando y el presente congreso se está dando de manera paralela en este momento junto a sus XV Jornadas,  buena suerte para todos, buena cosa tener actividades para decidir.

Esos son los antecedentes del A.T. en México D.F.

De regreso en Ítaca,  después de varios años de trabajo decidimos conformarnos como asociación y convocar a especialistas en psicoanálisis, acompañamiento terapéutico, psicomotricistas, terapeutas de pareja y familia, de lenguaje, psiquiatra, neuropediatra, etc. Para buscar que, los padres se ahorraran un destino común en la salud de nuestro país,  un largo peregrinar de especialista en especialista. Queremos brindar una atención general, donde los especialistas se ayuden a pensar en equipo,  que como bien dijo Atenea a Telémaco, ve con veinte remeros en una barca a la búsqueda de Ulises, escucha y busca noticias de él.  Cuando el otro se ha perdido, está extraviado la ayuda no sobra. Es así como creemos que podemos llegar de mejor manera a nuestra tarea: al  encuentro con el otro, Ítaca es y debe ser una institución inter y multidisciplinaria. Es importante señalar que buscamos atender las necesidades del paciente, todo lo contrario a programas preconstruidos donde ya se sabe lo que quiere el paciente. De antemano nosotros no podemos decir que necesita el otro, es una construcción, un viaje que no sabemos que nos podrá deparar, pero Ulises se hizo acompañar de los Argonautas y sabemos que Ítaca, es la razón de su viaje, de recuperar su vida y no de ganarse un diagnóstico.

Un aspecto central para formar parte de Ítaca es que los especialistas  deben presentar o supervisar los casos en Ítaca, es decir, los integrantes debemos saber de los casos, como se están trabajando, que avatares presentan, donde resultan complicados y donde podemos incidir como ayuda. Pensar en grupo y traspolar un pensamiento individual de las psicosis y trastornos graves al grupo permitirá que el especialista inoculado por la trasferencia masiva,  la piense y maneje de otro modo. Eso incluye  invitaciones a especialistas para compartir opiniones y nos ayuden a pensar.

Otro aspecto que nos conjunta en el trabajo es la intervención con la familia,  creemos que la familia es central y debemos trabajar con ellos, para no alargarme demasiado centrare el tema en que tenemos una intención de escucha trasgeneracional, pensamos que el psicótico puede ser el resultado de tres, dos o cuatro generaciones, pero seguro es el portador de un discurso que lo atraviesa y aliena, de no entender eso es fácil enojarnos, fundar un juicio sobre que hicieron bien o mal los padres o tutores y en ese momento dejamos de pensar. Recordemos lo que Freud nos plantea sobre el tema, un juicio es el precedente para una actuación no para un pensamiento, es necesario hacer muchas entrevistas y trabajo para buscar que algo diferente ocurra, donde eso que se hace consciente de manera abrupta e inoperante empiece a percibirse y tomar sentido, es una apuesta por el paciente y su familia.

Es una mesa y mis compañeras también quieren hablar, solo un par de minutos, el presente trabajo está distante de mostrarnos como diseñadores de un proyecto o los inventores de un modelo o… lo que sea, es la suma de experiencias que pensamos tendrán los mejores resultados con los casos difíciles, y esperamos las menos tendremos tropiezos, pero podemos decir que somos un grupo de amigos  embarcados en mares de diferentes latitudes donde soplan viejos y nuevos vientos con una meta en común: Ítaca.

Uno de los nuevos Éolos de Ítaca seguro lo conocen, es de Katzantzakis y dice:

Cuando empieces tu ida hacia Ítaca,

Desea que el camino sea largo,

Lleno de peripecias, lleno de conocimientos.

A los Lestrigones y a los Cíclopes,

Al encolerizado Poseidón no temas,

Más adelante.

Ítaca te dio el hermoso viaje.

Sin ella no hubieras emprendido el camino.

No puede darte nada más.

Ni nada menos, eso deseo de Ítaca que nos permita un viaje del ser y  seres mitológicos internos, y que nos de para pensar y trabajar muchos años. Gracias.

Etiquetas: / /
Regresar
/CONTACTO/
Nombre completo
E-Mail
Mensaje

Diego de Osorio #135 Int. 4 Col.
Lomas de Virreyes,
Del. Miguel Hidalgo

tel   56588706

email   info@itaca.com.mx